miércoles, 29 de diciembre de 2010

OJOS DE AGUA - DOMINGO VILLAR

PERSONAJES:
Leo Caldas: Inspector de policía de Vigo. Participa en un programa radiofónico llamado Patrullero de las Ondas.
Rafael Estévez: Agente de policía en Vigo. Zaragozano que lleva poco tiempo en Galicia.
Luís Reigosa: Saxofonista de jazz víctima de asesinato.
Dimas Zuriaga: Presidente de la fundación que lleva su apellido.


ARGUMENTO:
Luís Reigosa, saxofonista de jazz aparece muerto en extrañas circunstancias su apartamento de la isla de Toralla (Vigo). El inspector Leo Caldas y su compañero Rafael Estévez investigan el caso.


OPINIÓN:
Me ha gustado.El libro es un tanto irregular aunque entretenido. Desde mi punto de vista le sobra algún pasaje que sólo sirve para ensalzar el escenario en el que se desarrolla sin aportar nada a la trama (por ejemplo el que se desarrolla en la playa de Lapamán o el primero en que aparece la taberna de Eligio), pecado de escritor novel que sitúa la acción en su propia ciudad..
Por otro lado veo bastante exagerado el personaje de Rafael Estévez por dos motivos: primero, por sus reacciones violentas y segundo porque es constantemente menospreciado, no sólo por los demás personajes sino por el propio narrador. Me han hecho mucha gracia algunos momentos en los que se reflejaba su falta de adaptación a la forma de ser gallega.
La trama, a pesar de no estar atados todos los cabos al 100%, es resultona. Es curiosa la parte final del libro, pura reflexión sin acción, donde se resuelve el crimen.
Recomendado para aquellos que quieran pasar un rato entretenido con un libro de fácil lectura.

domingo, 19 de diciembre de 2010

EL COMPOSITOR DE TORMENTAS - ANDRÉS PASCUAL

PERSONAJES:
Matthieu: Hijo de la sirvienta de un escribano, éste lo adoptó al morir su madre. Su sueño es tocar el violín en una de las orquestas de la corte, está dotado de grandes facultades para la música.
Jean Jacques: Hermano adoptivo de Matthieu, también músico pero sin tanto talento como su hermastro.
Charpentier: Uno de los mejores compositores de la Francia de la época. Tío de Matthieu
Virginie du Rouge: Soprano de la corte.
Luis XIV y su corte: Ellos mismos.

Isaac Newton: Científico inglés y maestro de alquimia.

Steiner: Violinista y director de orquesta a punto de retirarse.


ARGUMENTO: La vida de Matthieu en París transcurre sin mayores problemas anhelando ser violinista en la corte de Luís XIV, el Rey Sol. Este deseo va en contra de su tío Charpentier, uno de los mejores compositores de la época pero, sin embargo, alejado de la vida cortesana.
Toco cambia para Matthieu cuando su hermano Jean Jaques es asesinado. Su tío, entonces, le revela que Jean Jaques estaba transcribiendo la melodía del alma: una música milenaria y embelesante cuyo contenido ayudará al alquimista Newton a crear la piedra filosofal.


OPINIÓN:
No me ha gustado, se me ha hecho bastante pesada por momentos. El ritmo es bastante irregular y, aunque hay páginas con un buen encadenado de acción, hay otras con descripciónes y pasajes que no aportan nada a la novela. La narración es muy clásica y descriptiva, estilo siglo XIX, con un narrador omnisciente demasiado patente para mi gusto, prefiero un narrador más sugerente que intérprete.
No le veo ningún sentido a empezar y terminar la novela en el año 2010, el grueso de la novela es un gran flash back mal enlazado con el presente.
Hay diálogos poco creíbles, como en el capítulo 8 del acto 1, cuando los personajes verbalizan cosas que ambos ya saben y dan por hecho, o el del capítulo 15 de ese mismo acto, cuando mantienen una larga convesación filosófica entre la humedad, moho y excrementos de la Bastilla cuando apenas disponen de tiempo.
Desde mi punto de vista también es una incongruencia que un personaje; el marinero, en el capítulo 18 del acto 1, deje a su padre a merced de los malos para escapar pero sin embargo espera a Charpentier cuando éste se tuerce un tobillo en la persecución. También es incongruente que Charpentier, rival de Lully, pase por su escuela en el capítulo 20 del acto 1 para recoger el violin de Matthieu. Pasajes como estos hay varios en la novela.
En el mismo capítulo 18 vemos una inexactitud histórica cuando el sicario le dice a Charpentier refiriéndose a su cuñada quizá me entretenga un rato con ella antes de matarla. Aún tiene la carne firme, en aquella época el canon de belleza femenina era una mujer rellena, no creo que tuviera nada que ver con la firmeza. 
Otra impresión que tengo es que las escenas de acción, como la caída de Libertaria, están mal descritas pues no te haces una composición mental de cómo es el puerto, dónde están los barcos, de dónde vienen los nativos etc.
Por otro lado, en el acto 2, aunque el ritmo es mejor, hay varias escenas que me parecen poco creíbles. Por ejemplo, cuando el barco de La Bouche y el de Misson están a la par y mantienen un largo diálogo a gritos  o cuando en el capítulo 13 de este mismo acto las negociaciones con el cacique Ambovombe dan demasiados vuelcos. Esta tendencia a la exageración un tanto infantil está a lo largo de toda la novela, como en los exacerbados diálogos amorosos entre Luna y Matthieu o la exagerada y utópica Libertalia.
La evolucion psicológica del protagonista, aunque sólo esbozada me ha gustado.
Resumiendo: recomendado para lectores de novela de aventuras  clásicas no demasiado exigentes, melómanos y amantes de la historia.

lunes, 6 de diciembre de 2010

LO QUE SÉ DE LOS HOMBRECILLOS - JUAN JOSÉ MILLÁS

PERSONAJES:
Rafael: profesor universitario emérito y articulista.
Su esposa, vecinos y algunos amigos.

ARGUMENTO: Rafael ha visto hombrecillos desde que era pequeño. Un día, estos hombrecillos crean a uno clónico a rafel extrayéndoles diversas muestras de su cuerpo. A partir de ahí, el hombrecillo clónico y Rafael interaccionan en sus sentidos y mentes.


OPINIÓN: 
Me ha gustado. El sencillo argumento es una buena forma de reflexionar sobre nuestros instintos primarios y por qué no podemos dar rienda suelta a los mismos, sobre una sociedad que no nos permite dejarnos llevar por ellos y sobre la conveniencia de abandonarnos a los mismos o no. Está narrado desde una perspectiva masculina, seguramente los instintos de los que habla el autor no son del todo iguales en una mujer. Recomendado para los que quieran reflexionar un poco y no recomendado para lo que quieran una novela con trama: planteamiento, nudo, desenlace, acción y esas cosas. Tampoco se recomienda para personas sensibles a lo escatológico.

domingo, 5 de diciembre de 2010

RIÑA DE GATOS, MADRID 1936 - EDUARDO MENDOZA

PERSONAJES:
Anthony Whitelands: británico especialista en printura española. No compra ni vende, vive de artículos y conferencias. Treinta y pico años, destaca por su considerable estatura.
Paquita: Marquesa de Cornellá, hija de los duques de la Igualada. Espigada y de rasgos regulares.
José Antonio Primo de Rivera: el personaje histórico.



ARGUMENTO:
Anthony Whitelands, britátnico experto en pintura española,  es contratado para peritar unos cuadros pertenecientes a una acaudalada familia española.  La intención de los propietarios es venderlos e irse al extranjero pues es palpable el próximo estallido de la guerra civil. El sencillo encargo se complica por motivos políticos y afectivos.


OPINIÓN:
Desde que leí el Planeta adjudicado a Fernando Savater prometí no volver a leer ninguno más, sin embargo Eduardo Mendoza es un autor que siempre me ha gustado y eso me ha llevado a leer esta novela. Después de hacerlo, he renovado mi voto: no vuelvo a leer un Planeta.
No me ha gustado porque los personajes son poco creíbles. Anthony no controla en absoluto su vida, se pasa media novela diciendo que al día siguiente abandonará Madrid y no lo hace, se deja maltratar y engañar por absolutamente todos los personajes que pueblan la novela independientemente de su catadura. Igualmente Paquita, de carácter sumamente marcado al principio de la obra, acaba desinflándose por completo.  Esto por no hablar de Lilí, hermana menor de Paquita, tal vez el personaje menos logrado de todos.
Algunos personajes están caracterizados por su habla, cosa de agradecer en estos tiempos, pero el protagonista, siendo inglés,  no comete ni un solo error lingüístico; al contrario, en algún momento usa sintaxis y léxico rebuscado (por ejemplo el vocablo prepóstero en el capítulo V)

La trama no está bien engarzada, por momentos también se hace poco creíble y forzada, es una pena porque el ritmo narrativo es bueno. Pasajes poco creíbles son, por ejemplo, los que se desarrollan en la embajada inglesa o la escena con los tres generales en casa del duque, con el mayordomo organizando la búsqueda del intruso o el de la duquesa recurriendo a Azaña.
Tras leer el primer párrafo del capítulo III estuve a punto de dejarlo porque es relamente malo, nada propio de Eduardo Mendoza.
Otra cosa a destacar es que de vez en cuando introduce en la narración información sobre cuadros de Velázquez o sobre la situación política de España que más parecen artículos de la wikipedia que partes de una novela.
Por desgracia, las habituales escenas hilarantes de Mendoza se quedan en esta novela, en intentos de escenas hilarantes. Reconocemos a Mendoza en los nombres que da a sus personajes, en su línea irónica, pero en genral no le veo la gracia a este esperpento.
 Recomendado para lectores poco exigentes con ganas de recordar los días previos al estallido de la guerra civil.