jueves, 13 de diciembre de 2012

HISTORIA DE LOS GRIEGOS - INDRO MONTANELLI

OPINIÓN:
Me ha encantado. Quería refrescar un poco la historia de Grecia y este libro era exactamente lo que buscaba. ¿Por qué me ha encantado? Pues porque es tremendamente ameno y el autor salpica con su ironía muchos pasajes del texto, especialmente cuando compara la época griega con la actual; cuando habla sobre  personas como Platón, Pericles o Alejandro Magno, este periodista italiano usa el mismo tono con el que cualquiera de nosotros utilizaría en una tasca con un amigo, por eso se hace tan entretenido. Lejos de un sesudo estudio sobre los griegos el autor nos expone (y razona) su subjetiva versión el asunto sin esconder filias y fobias. 
¿Algún motivo más por el que me haya gustado? Pues porque me quedé con ganas de seguir leyendo más cosas sobre los griegos. Le he dado al Sr. Montanelli el título de "el profesor de historia que nunca tuve", por suerte sí tuve buenos profesores de historia del arte y de literatura.
Lejos de lo políticamente correcto, si este libro lo publicara un periodista de nuestro tiempo (la era de la globalización digital o como queráis llamarle) se podría montar un conflicto nacional en su propia Italia e internacional con países del norte de Europa debido a los caústicos comentarios del autor. Tal vez nos hayamos vuelto un poco  maniqueos y mojigatos, intelectualmente hablando, claro. 
No estaría mal que algunas figuras públicas de hoy en día ojearan el libro y se dieran cuenta de lo fácil que es tumbar una civilización. No me resisto a copiar un pasaje del capítulo XLI titulado La decadencia de las polis:
Como siempre acaece en semejantes crisis, cuando una comunidad pierde el sentido de la propia misión y el control del propio destino, se desencadenaron los egoísmos personales y de grupo. El vocabulario de Atenas se enriqueció con tres nuevas palabras: "pleonexia", que significa mania de lo superfluo; "chrematistike", que quiere decir fiebre del oro y "neoplutoi", que corresponde a nuestro "tiburón" (....) Isócrates añadía: "los ricos se han vuelto tan antisociales, que preferirían tirar al mar todos sus bienes antes que ceder una parte a los pobres, los cuales por su parte tienen más odio a la riqueza ajena que compasión de las propias estrecheces"

Recomendado para: absolutamente todo el mundo.

viernes, 30 de noviembre de 2012

CONTRARRELOJ - EUGENIO FUENTES

OPINIÓN: 
Tenía muchas ganas de leer este libro porque habla sobre mi deporte favorito: el ciclismo. Podría decirse que es un  relato policíaco de manual, con detective misterioso (ayudante incluído), historia de amor, cadáveres, pistas falsas y demás
Temporalmente la novela es continua, sin saltos, salvo flash back para trazar el pasado de los personajes. Estructuralmente no hay nada que destaque y en cuanto a la caracterización de los personajes tampoco.
Sin mayores pretensiones, no va a pasar a la historia de la literatura pero te hará pasar un buen rato si eres aficionado al ciclismo, en caso contrario podría resultarte un poco plana. Es bastante oportuno leerlo en estos momento en los que el "caso Armstrong" está en pleno auge.

SINOPSIS SEGÚN LA EDITORIAL:
En la cuarta etapa del Tour de FranciaTobias Gros, el favorito e imbatibleganador de las cuatro últimas ediciones de esta carrera, muere asesinadomientras descansa en el hotel tras una jornada agotadora. La conmoción es enorme y pronto corren los rumoresUno de los primeros sospechosos es SantiMieses, corredor del equipo rival que habló con Gros poco antes de que éstefuera asesinado. Para atajar las habladuríasLuis Carrión, el director del equipodonde pedalea Miesescontrata al detective Ricardo Cupido, mero espectador de una de las etapas reinas: el ascenso al Tourmalet. En su investigación, Cupido se adentra en el mundo de los ciclistas y conoce de primera mano los manejos entre equipos, los papeles que se reparten los corredores en cada etapa, las disputas y enemistades entre ciclistas o los escurridizos equiposmédicos que proporcionan el dopaje en dosis exactasPero también elprotagonismo calladopero no menos crucial, de los «gregarios». Además de lanovela más intensa y emotiva de Eugenio Fuentes, Contrarreloj es un homenaje fascinado a quienes entregan sus días y sus desvelos a un deporte durísimo y admirable.




miércoles, 6 de junio de 2012

YA SÓLO HABLA DE AMOR - RAY LORIGA

Opinión:
Se me ha hecho un poco pesadito este libro. Prácticamente sin argumento, sin paisajes ni personajes, asistimos a una amplia disección de los sentimientos de Sebastián, el protagonista, el cual está destrozado por la separación de su mujer. Tanta reflexión acabó cansándome y, aunque la cosa pareció mejorar cuando entra en juego el suizo, personaje que es el contrapunto de Sebastián, la obra, desde mi punto de vista, no acaba de funcionar. Además, tenemos a otro contrapunto, éste ficticio y creado por el mismo Sebastián, llamado Alaya; entiendo que uno de los dos, el suizo o Alaya, sobra, puesto que  ambos son mundanos y triunfadores frente a un Sebastián socialmente inadaptado y que vive en las nubes de sus sentimientos; una función repetida, no le veo sentido.
Es muy fácil entender esta obra cuando se ha conocido el desamor en su grado máximo, o sea, en grado autodestructivo. Sin embargo si estás en ese estado es mejor mantenerse lejos del Ya sólo habla de amor, porque aunque no me haya convencido como novela, el despiadado narrador sí logra transmitir todo el dolor que alguien puede llegar a sentir tras una ruptura. El tinte existencialista que pulula por ella y el amor/desamor como delirio pueden llegar a afectar, y ese es el mérito de un Loriga que escribe lo que le apetece cuando le apetece, sin ataduras.

Sinopsis según la editorial:
Incapaz de superar la pérdida del amor, Sebastián se entrega con entusiasmo a su fracaso, a la inútil corrección compulsiva de traducciones de poemas de Blake, a observar a las mujeres con dedicada atención, a abusar de la paciencia de sus amigos y a dar vida a Ramón Alaya, su álter ego imaginario, jugador de polo argentino, leal, fuerte, atractivo e ignorante de todo ese absurdo territorio de ficción que consuela a los locos en su derrota. En una sola noche se verá obligado a caminar más de lo que ha caminado durante los últimos años…

jueves, 26 de abril de 2012

LOS ENAMORAMIENTOS - JAVIER MARÍAS

Opinión:
Para quien no tenga mucho tiempo que dedicar a la lectura de  esta entrada, le diré directamente que Javier Marías es mejor prosista que fabulador. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que la trama le da un poco igual y que se centra en la parte estilística de la escritura. Así, a pesar de un inicio contundente que nos sitúa en el tiempo y nos anuncia un asesinato, priman las buenas descripciones y las oraciones largas sobre el desarrollo del argumento, el cual se ve ralentizado según vamos pasando páginas. Lo que sucede es lo de menos, lo importante en Marías es cómo lo cuenta.
Lo que podría parecer en su comienzo como una novela policíaca o psicológica, desde mi punto de vista se ha quedado en un pseudo-ensayo, en una colección de reflexiones interesantes sobre el amor, las relaciones, la amistad, el azar, la culpa y la traición.
El autor utiliza a uno de sus personajes, María, como narradora en primera persona. A mi entender, la voz femenina no está bien lograda aunque me gustaría saber si alguna lectora ha tenido la misma impresión. Abundan en la novela los soliloquios y también los diálogos, en los que a veces cuesta identificar al personaje que está hablando puesto que todos tienen un discurso similar, no marcado, y de apariencia no oral que a veces me parece forzado.  Al igual que la trama, la caracterización de los personajes le importa poco a Marías.
En cuanto a las reflexiones interesantes, ideales para conversar en una tarde lluviosa de abril como esta,  a ser posible escuchando a Brahms, citaría:
1.- La conveniencia o no de incluir fotografías truculentas ilustrando las noticias de los periódicos.
2.- La falta de seguimiento de de las noticias, que aparecen un par de días en la prensa y luego desaparecen sin que podamos conocer el desenlace de la historia.
3.- La pérdida de la vida por una casualidad ridícula.
4.- El vacío que deja la muerte de una persona y el hecho de que un trágico final tamice todos los recuerdos que poseemos de la misma.
5.-El hecho de que creamos que el dolor producido por un hecho trágico presente será de la misma intensidad en el futuro y la falta de aprendizaje del ser humano para superar con rapidez esos lances.
6.- La sustitución emocional: el personaje de Javier es un segundo plato sentimental  para Luisa, mientras que María es un segundo plato para Javier.
7.- ¿Y si la muerte pudiera ser reversible? ¿Cómo actuaríamos ante la reaparición de nuestra pareja a la que consideramos muerta una vez hemos cambiado nuestra vida al considerarla desaparecida?

A destacar: El diálogo que el autor mantiene con Balzac, Shakespeare y Dumas para exponer su pensamiento me ha parecido muy interesante.
Recomendado para: lectores evolucionados con tiempo para las digresiones.

SINOPSIS SEGÚN LA EDITORIAL:
 «La última vez que vi a Miguel Desvern o Deverne fue también la última que lo vio su mujer, Luisa, lo cual no dejó de ser extraño y quizá injusto, ya que ella era eso, su mujer, y yo era en cambio una desconocida…»
Así comienza Los enamoramientos, la nueva novela de Javier Marías, consagrado como uno de los mejores novelistas contemporáneos. María Dolz, la narradora y protagonista, sólo supo su nombre «cuando apareció su foto en el periódico, apuñalado y medio descamisado y a punto de convertirse en un muerto: lo último de lo que se debió de dar cuenta fue de que lo acuchillaban por confusión y sin causa».
Con una prosa profunda y cautivadora, esta novela reflexiona sobre el estado de enamoramiento, considerado casi universalmente como algo positivo e incluso redentor a veces, tanto que parece justificar casi todas las cosas: las acciones nobles y desinteresadas, pero también los mayores desmanes y ruindades.
Los enamoramientos es también un libro sobre la impunidad y sobre la horrible fuerza de los hechos; sobre la inconveniencia de que los muertos pudieran volver, por mucho que se los haya llorado y que en apariencia nada se deseara tanto como su regreso, o al menos que siguieran vivos; también sobre la imposibilidad de saber nunca la verdad cabalmente, ni siquiera la de nuestro pensamiento, oscilante y variable siempre.

miércoles, 18 de abril de 2012

ALGUIEN SE ACERCA - BENJAMÍN PRADO

OPINIÓN: 
Me enteré de la existencia de Benjamín Prado en un documental sobre Bob Dylan, luego descubrí de que era coautor de varios temas musicales con Joaquín Sabina y articulista de El País.
Me decidí a leer Alguien se acerca porque me interesaba la temática de una persona que, tras salvarse por poco de una muerte casual, cambia su vida. Hasta ahí bien, pero según avanza de la obra, el autor  nos revela y se centra en la enfermedad mental del protagonista, con lo cual se aleja un tanto de la temática que a mi me interesaba. Curiosamente, me parece que esa "segunda mitad" está más lograda que la primera, a pesar de que en algún momento el lector pueda perderse por la doble cara que supone la enfermedad del personaje principal.
Con toques de novela negra y de película de  suspense, se deja leer muy bien y se hace agradable su internamiento en la mente enferma del protagonista.  A pesar de dejar una impresión de que el autor podría llevar  la obra más allá, volveré sobre Benjamín Prado con la lectura de alguna obra más reciente.
Abundantes referencias literarias y cinematográficas.
Recomendado para: Cualquier persona interesada en el funcionamiento de la mente.


SINOPSIS SEGÚN LA EDITORIAL:

Las cosas parecen mucho más grandes de lo que son cuando están delante de un hombre solo.
Eso es lo que piensa el protagonista de esta novela, apresado en una vida ordenada y absurda, perfecta y fría como el infierno.
Hasta que una mañana, de pronto, todo cambia de sitio.
Tras ser rozado por un crimen espantoso, descubre que nada en su mundo es como él creía: su futuro parece amenazante y su pasado está lleno de trampas; las cosas por las que luchaba son ahora las cosas de las que intenta escapar. Pero la necesidad de huir le convierte poco a poco en dos hombre distintos —y uno de ellos es un asesino.
Jugando con el tema de los desaparecidos, de la gente que un día decide cambiar de personalidad y abandonarlo todo, saltar en marcha de su propia vida, Benjamín Prado ofrece en este inquietante libro —que es al mismo tiempo una vertiginosa historia de misterio y una detenida reflexión sobre la esquizofrenia que plantea la misma escritura— una radicalización de sus obsesiones narrativas y un sorprendente giro formal con el que confirma su madurez literaria.

lunes, 23 de enero de 2012

CALIGRAFÍA DE LOS SUEÑOS - JUAN MARSÉ

OPINIÓN:
Me ha gustado. Juan Marsé escribe muy bien, hacía tiempo que no me encontraba una oración de media página de longitud que no rechinara por un exceso de subordinación.

Con la acción encuadrada en la posguerra, el autor evita los maniqueismos facilones en los que caen muchos escritores que hablan de ese período.

Tenemos dos personajes principales: Ringo,  que se asoma a la vida y la señora Mir que está en franco declive. El despertar de uno y el crepúsculo de la otra están marcados por la imaginación el primero y la locura de la segunda, que les sirve para huir de una realidad arrasada por el drama colectivo de la posguerra.

Me ha gustado por lo que oculta el autor, por la reflexión que subyace bajo una historia sencilla, porque el autor no toma por tonto al lector explicitando todo. Tal vez estemos acostumbrados a tramas vertiginosas, con manuscritos perdidos durante mucho tiempo y finalmente recuperados entre gran acción y, al encontrarnos una novela como la de Marsé nos cueste apreciar la sutileza con que está escrita. Metáforas como la del niño que, a base de golpes, aprende a andar en bicicleta o  el episodio de  la quema de libros inadecuados hacen que esta novela requiera una lectura pausada con un tiempo del que no dispongo en este momento.
.
Hay a lo largo del texto muchas referencias literarias, algunas a autores muy conocidos como James Joyce y otras a autores casi olvidados como Karl May. Personalmente, la que más ilusión me ha hecho es la que Marsé hace a El filo de la navaja de Sommerset Maugham, libro que tengo muchísimas ganas de releer. También abundan las referencias al cine de la época, las cuales se me escapan en su mayoría.

El final es verosímil e inesperado por innecesario. Da gusto encontrarse un buen remate en una época en la que muchos escritores dejan cabos sueltos o, directamente, engañan al lector con finales inverosímiles o demasiado abiertos.

Como curiosidad, decir que, en el personaje de Ringo, hay muchos aspectos autobiográficos, como por ejemplo la filiación adoptiva o algunos de los trabajos que desarrolla el protagonista o su padre.

Recomendado para todo aquel que no haya acertado últimamente en la selección de lecturas y quiera apostar por un valor fijo.

SINOPSIS SEGÚN LA EDITORIAL:
A mediados de los cuarenta, Ringo es un chiquillo de quince años que pasa las horas muertas en el bar de la señora Paquita, moviendo los dedos sobre la mesa, como si repasara las lecciones de piano que su familia ya no puede pagarle. En esa taberna del barrio de Gracia, es testigo de la historia de amor entre Vicky Mir y el señor Alonso: ella, una mujer entrada en años y en carnes, masajista de profesión, ingenua y enamoradiza; él, un cincuentón apuesto que empezó frecuentando a la mujer para curarse de una lesión en el pie y ha acabado instalándose en su casa. Allí viven junto a Violeta, la hija de la señora Mir, hasta que sucede algo inesperado: un domingo por la tarde, Vicky se echa a las vías de un tranvía intentando un suicidio imposible y patético, mientras el señor Alonso desaparece para no volver. Lo único que queda de él es una carta que prometió escribir y que Vicky estará esperando y deseando hasta la locura, mientras Violeta mueve sus espléndidas caderas por el barrio, hosca e indiferente a los halagos. La vida entera discurre por el bar de la señora Paquita y bajo la mirada de Ringo, que escucha, lee, y finalmente empezará a escribir, llenando de luz esa triste caligrafía de toda una generación que alimentó sus sueños en los cines de periferia y en las calles grises de una ciudad donde el futuro parecía algo improbable. Espléndido relato de iniciación al deseo y a la escritura, Caligrafía de los sueños es la primera novela que Juan Marsé publica tras la concesión del Premio Cervantes en 2009.