lunes, 19 de agosto de 2013

BRÚJULAS QUE BUSCAN SONRISAS PERDIDAS - ALBERT ESPINOSA

OPINIÓN:
No me ha gustado nada. Un personaje traumatizado desde niño en busca de la redención individual y colectiva junto a los familiares cercanos que se han ido muriendo.
No me ha gustado porque es bastante aburrido y, desde mi punto de vista, excesivo en cuanto a la acumulación de traumas y truculencia en la vida del protagonista. Otra cosa que no me gusta y sucede en bastantes novelas, es que hay niños que hablan como adultos, error grave desde mi punto de vista (en el alabado La Elegancia del Erizo llegaba a extremos nunca vistos, cuando una niña inteligentísima hablaba como si tuviera un bagaje cultural que no podía tener por el simple hecho de que no le habría dado tiempo en su corta vida a adquirirlo.  Inteligencia y erudición no son lo mismo, ya que básicamente la primera te la da la naturaleza y la segunda te la dan el tiempo y el estudio)
Pero, tal vez, lo que menos me ha gustado de este libro es la parte lingüística, con un horripilante exceso de puntos suspensivos en un contexto general de mala puntuacion, así como errores semánticos de bulto como cuando leemos el alzheimer era lo que ponderaba (en vez de preponderaba).

Recomendado para los amantes de los manuales de autoayuda y coaching.

SINOPSIS SEGÚN LA EDITORIAL:

«Jamás nos mentiremos… Escúchame bien, eso implica algo más que ser sincero… En este mundo mucha gente es falsa… Las mentiras te rodean… Saber que existe un archipiélago de personas que siempre te dirán la verdad vale mucho… Quiero que formes parte de mi archipiélago de sinceridad…
»Saber que puedes confiar en la otra persona, que nunca te mentirá, que siempre te dirá la verdad cuando se lo pidas, no tiene precio… Te hace sentir fuerte, muy poderoso…
»Y es que la verdad mueve mundos… La verdad te hace sentir feliz…La verdad creo que es lo único que importa…»
El amor verdadero, la familia, la venganza, las segundas oportunidades, la sinceridad… En su nueva novela, Albert Espinosa nos sumerge en una emocionante historia protagonizada por unos personajes inolvidables que nos harán reflexionar y descubrir lo que es realmente importante en la vida.



jueves, 15 de agosto de 2013

LOS BALDRICH - USE LAHOZ

OPINIÓN:
 No me ha convencido. Me ha parecido una obra muy ambiciosa pero que se queda a medias. Me explico: el autor ambienta la novela en la España que va  de los años cuarenta a la actualidad en lo que a tiempo se refiere y entre Madrid y Barcelona en lo espacial. A veces me recuerda un poco a la serie cuéntame en cuanto a que la ambientación es un repaso a la historia de ese lugar en ese tiempo y me da la sensación de que va un poco metida a calzador ya que, muchas veces, la ambientació no aporta nada al desarrollo de la novela. Por ello, da la impresión de que el autor abandona un poco a sus personajes y se centra en el marco en el que los encuadra; así, el personaje principal, llamado Jenaro Baldrich, no me parece que esté bien caracterizado, a veces da la sensación de ser alguien de gran codicia y otras veces parece un pusilánime; unas veces parece inteligente y otras veces infantil; a veces cariñoso, a veces duro y manipulador. Creo que gran parte del fallo de caracterización de  Jenaro lo tiene el exceso de narración y la falta de diálogos que se aprecia a lo largo de todo el libro y que hace que el ritmo sea lento.
Otra cosa que no me gusta es el punto de vista narrativo, el narrador es uno de los personajes secundarios de la novela, el cual, en ningún caso puede tener toda la información que vuelca en el libro, ya que es imposible que asista a algunas escenas que narra y tampoco  es posible que le hayan contado cómo se han sentido los personajes en esos momentos; por lo tanto tenemos un narrador omnisciente que es un personaje secundario, lo cual, desde mi punto de vista chirría un poco. Si alguien quiere ver un personaje secundario haciendo de narrador con maestría, que lea El filo de la navaja de Sommerset Maugham.
En cuanto al resto de personajes, hay bastante maniqueísmo (buenos y malos), y la mayoría no evolucionan, o lo hacen tímidamente.
A veces nos encontramos con algunos giros argumentales que nos dan la esperanza de dar sentido al texto pero que no lo consiguen. 
Acabo como empecé: me parece muy ambiciosa pero poco lograda. Ni está bien reflejada la historia de ambición, ni la saga familiar, ni el devenir de España. Resumiendo, una novela que promete más de lo que da.

Recomendada para: barceloneses y barcelonistas de pro.

SINOPSIS SEGÚN LA EDITORIAL:
Desde muy joven, Jenaro Baldrich tiene claros sus objetivos: formar una familia, fundar un negocio en la maltrecha Barcelona de posguerra y llegar lo más alto posible. Nada impedirá que se dedique a la conquista de sus ideales, aunque en el camino olvide el sueño de un clan unido y bien asentado.
Ésta es la crónica de una ambición, la historia de un hombre capaz de todo menos de traicionarse a sí mismo. El retrato certero de una familia acomodada en la que los hijos deberán huir de un hogar opresivo antes de que el noble apellido Baldrich acabe con ellos.
La codicia y la incomunicación, pero también la generosidad, el amor y la lujuria dan cuerpo a esta fascinante novela de Use Lahoz. Un relato agridulce de la España del último siglo que posee la maestría de las grandes sagas clásicas.

domingo, 4 de agosto de 2013

MADRE VOLGA - MANU LEGUINECHE

OPINIÓN:
Paseando entre las estanterías de la biblioteca de mi localidad, le dije sonriendo a mi acompañante, coge un libro al azar y me lo leo. No tenía ninguna apetencia concreta y de ahí el juego propuesto. La mano inocente escogió Madre Volga.
Me ha gustado bastante. A medio camino entre la ficción, el libro de viajes, y el reportaje periodístico, Manu Leguineche repasa la historia y la literatura Rusa según surca el Volga en el barco Esenin acompañado de otros pasajeros rusos con los que comparte mantel y visita a las ciudades ribereñas.
Especialmente interesante si has viajado o vas a viajar a Rusia, el libro se centra en escritores como Tolstoi, Pushkin, Dostoyevsky o Gorki en cuanto a literario y en finales de siglo XIX y XX (especialmente) en cuanto a lo histórico. A través del viaje, el autor intenta explicar la manera rusa de ser y su por qué; nos relata las costumbres, modo de vida del pueblo ruso y su evolución.
La ironía y fina observación, además de un despliegue de saber casi enciclopédico pero ameno es lo que caracteriza a este libro que empezó como un juego y acabó enganchándome. Tal vez vuelta a recurrir a esa mano inocente, algún día, para que escoja un nuevo libro para mi.
Recomedado para: gente que vaya a viajar o haya viajado a Rusia y  gente interesada en la sociología de la sociedad rusa.

SINOPSIS SEGÚN LA EDITORIAL:
Manuel Leguineche recorre la turbulenta Rusia del siglo XX a bordo del Esenin, siguiendo el curso del Volga, el río-historia en el que se creó la nación rusa, que ha visto nacer y desaparecer civilizaciones; río-literatura, río-leyenda interpretado por poetas, músicos de violín y balalaica, compositores de ópera, cineastas o escritores, y recorrido por ladrones, piratas, aventureros, soldados y guerreros.
 
  El viaje por el río más largo de Europa le sirve al autor para contar de forma amena y atractiva la historia de Rusia, enfocada desde sus primeros tiempos tártaros, pasando por los zares, la revolución, la Segunda Guerra Mundial, el estalinismo, los años de Jruschov y la perestroika, hasta las consecuencias del colapso del comunismo en la actualidad; un viaje incomparable por los grandes autores de la literatura rusa: Pushkin, Dostoievski, Tolstói, Chéjov, Gógol, Gorki, Pasternak.
 
  Madre Volga es un mosaico literario que apuesta por la ambigüedad formal, a medio camino entre el gran reportaje, la anécdota sobre el terreno, la reflexión política, la aventura personal y el diario del atento viajero. El autor nos cuenta lo que pasa frente a lo que le pasa. Un nuevo reto del talento narrativo de Manuel Leguineche, magníficamente documentado, que enfoca los cambios sociales, económicos y políticos de un país tan desconocido como paradójico, una nación que Winston Churchill definió como «un enigma dentro de un misterio». ¿Sigue siendo un enigma?.