domingo, 4 de diciembre de 2016

NOS VEMOS EN ESTA VIDA O EN LA OTRA - MANUEL JABOIS

OPINIÓN: cómo un par de pandillas marginales de poca monta y mucho peligro desencadenan el atentado terrorista más grande que ha vivido España es lo que nos cuenta Jabois en este libro. 
No es una obra que apabulle con datos sino la crónica de la vida de unos delincuentes comunes de Asturias que tienen acceso a dinamita y del momento en que se cruzan con unos delincuentes comunes marroquíes cuya deriva les ha llevado al islamismo radical. Esta forma de narración fluida -a modo de crónica negra- hace del texto un atractivo documento que nos sumerge en el submundo de la delincuencia sin llegar a enjuiciar demasiado a sus protagonistas.
Me gusta la prosa cipotuda de Manuel Jabois.
Recomendado para: quien quiera descubrir que no hacen falta grandes planificaciones ni financiaciones para liarla.

SINOPSIS: Una historia real y escalofriante que nos sumerge en un mundo de marginación y horror.
Esta es la vida aburrida, perdida y verdadera de un chico al que no le da miedo morir, que pone a la policía en jaque con una persecución en autopista con el coche de los atentados, que apenas se altera cuando el 11-M le dicen que los atentados los han hecho los terroristas a los que llevó las bombas. Esta es la historia de Baby, que fue detenido, condenado y que pasó varios años en un correccional rodeado de criminales menores con los que entabló relación. Ahora Baby ha salido y ha rehecho su vida con una mujer. Muy poca gente sabe quién es. Su físico ha cambiado. Vive en un pueblo de España en el que hace vida normal y es apreciado y querido por los vecinos.Al autor de este libro le ha costado un año y medio convencerlo para que contara su historia, el resultado es un libro emocionante y escalofriante a partes iguales. El escritor se ha pegado a su piel para recorrer los lugares de Avilés en los que se fraguó la historia. El título del libro es una frase del Chino, muerto en Leganés después de los atentados del 11-M. Al amanecer, después de todos los viajes a Mina Conchita, el Chino se despidió de Gabriel, Trashorras y los terroristas extendiéndoles la mano y diciéndoles: «nos vemos en esta vida o en la otra».